-=Este blog puede contener escritos no aptos para todo el publico, revisa la clasificación antes de leer y respeta las ideas de los demás.=-

lunes, 18 de noviembre de 2013

Love never expires...!! CAP.12







CAP.12





Después de escuchar lo que dijó Ji Nah, Siwon entendió a lo que se refería, no se podía mezclar lo personal con lo profesional si se quería hacer negocios, pero la mirada fría de Ji Nah lo había asustado. Tenía miedo de que aquella noche abrazados y dormidos no hubiera significado nada para ella, pero pronto escuchó como Ji Nah se reía nuevamente. Le estaba tomando el pelo, pero antes de que la pudiera atrapar entró al edificio.
Siwon, nervioso, metió su mano en el bolsillo y sacó su teléfono, mirándolo por un largo rato.

Ji Nah se encontraba en el ascensor cuando su teléfono vibró. Decidió ignorarlo, pero vibró más veces, indicando la llegada de mensajes de texto a su buzón.  Los abrió uno a uno, y una sonrisa se formó en sus labios. Volvió a guardar su teléfono y salió del ascensor sonriendo cada vez que recordaba el contenido de aquellos mensajes.

                                               “Dame. Una. Oportunidad. A. Mí. También”

Ya era oscuro y Ji Nah salía cansada de la compañía, sacó su teléfono dispuesta a llamar a un taxi, puesto que aquella mañana la había llevado Siwon al trabajo, no tenía coche con el que volver, pero una palmada en su hombro derecho llamó su atención.

·         Im Ji Nah-ssi… podemos volver a lo personal ahora?

Al ver quién era y escuchar lo que le acababa de decir, una sonrisa escapó de sus labios.

·         Estás loco… - riéndose
·         Sí. Lo sé.  – sonriéndole tiernamente – Loco por ti.  – Siwon trago saliva y le cogió ambas manos - Me vas a volver loco, y ya no se qué hacer. ¿Puedo cuidar de ti de ahora en adelante?
·         No. – agachó la mirada – confié antes y solo logré dañarme a mi misma…  - con ojos húmedos

Siwon sabía muy bien que aquello era cierto, y sabía también que no iba a ser fácil, pero ya lo había decidido. La abrazó fuertemente, y Ji Nah dejó caer sus brazos que anteriormente sujetaban su bolso. Siwon le beso la frente y volvió a hablar.

·         Dame un periodo de prueba. Pruébame, y si no te gusto, déjame. Pero déjame demostrarte que yo sí cuidaré de ti y te protegeré.

Durante unos segundos el silencio reinó y Ji Nah sonrió levantando sus brazos y correspondiendo al abrazo de siwon.

·         ¿Eso es un sí? – preguntó él, pero ella solo se rió, afirmando su suposición.

Pasaron un par de días, y Ji Nah seguía encontrándose con Siwon, era divertido estar a su lado y él le decía que si a todo lo que ella le decía. Aquel día Ji Nah tenía unos recados que hacer en casa de Si Young, se lo había dicho a Siwon y se ofreció a llevarla y acompañarla aquella tarde de compras.

Si Young por su parte tenía el día libre en el trabajo por lo que se dedicó a poner en orden su casa. Se levantó algo tarde, el reloj marcaba las 12 del medio día, pero no le importaba en absoluto, no siempre podía dormir hasta esa hora, por un día no pasaba nada. Se destapó revelando su cuerpo escaso de ropa, simplemente unas bragas y un top. Vivía sola, y la casa tenía calefacción, no había necesidad de abrigarse demasiado a la hora de dormir. El edredón hacía toda la faena. Descalza sobre el suelo de madera dirigió sus pasos hacia el baño, donde terminó de quitarse las prendas que le quedaban y abrió el agua esperando que se graduase a una temperatura ideal. Si Young era una persona que no podía hacer nada sin música, por lo que mientras se duchaba, había música de fondo que se escuchaba por toda la casa. Finalmente salió del baño, aún desnuda y mojando el suelo a su paso, se dirigió a la puerta del baño dónde había colgando dos albornos, uno más grande que el otro, pero ambos de un precioso color lavanda. En aquel momento Si Young se sonrió, aquel albornoz escondía muchas historias que jamás serían contadas. Se puso el suyo y se empezó a secar el pelo con otra toalla mientras iba a por la fregona para secar el suelo que ella misma había mojado. El reloj ya marcaba las 13 horas. Se había tomado su tiempo en el baño. Ahora era hora de hacer la comida y poner algo de orden al salón. La noche anterior había estado bebiendo y comiendo porquerías frente al televisor. Y por fin había acabado. La casa limpia y ordenada, su estomago lleno, y ella cambiada y con el pelo seco. Eran tan solo las tres de la tarde, y tenía mucho tiempo por delante. No sabía exactamente en que podía ocupar aquellas horas vacías y nuevamente se tumbó sobre el sofá mientras leía un libro. No se dio cuenta de la hora que era hasta que el timbre de su casa sonó. Dejó el libro abierto boca abajo sobre la mesa del salón enfrente del sofá donde estaba sentada y se levantó a ver quién podía ser. Vio por la pequeña cámara que tenía en el timbre que se trataba nada más y nada menos de Seo In Guk, y un gran nerviosismo se apoderó de ella. ¿Cómo es que había venido? No lo sabría si no le abría, y así lo hizo. Le abrió la puerta y entre que el entraba se miró rápidamente al espejo arreglándose un poco.

·         Estás guapa – dijo pillándola en el acto

·         Hola…

In Guk se la quedó mirando por unos momentos antes de dar un paso hacia delante.

·         He venido… a disculparme… - acercándose más paso a paso.

Si Young retrocedía a cada paso que él daba hasta que se detuvo.

·         ¿Huyes de mí?
·         ¡Porqué huiría!
·         Entonces quédate quieta.

Y viendo como ella se quedaba quieta, Seo In Guk avanzo hacia ella acortando cada vez más la distancia entre ellos hasta finalmente tocarse sus cuerpos. Puso su mano derecha cogiéndole la nuca y la izquierda en su espalda abrazándola así finalmente. Ninguno dijo nada y ella cerró sus ojos intentando controlar los latidos de su corazón. Había algo sobre aquel chico que hacía que su corazón se descontrolara, así que simplemente cerró sus ojos aspirando su deliciosa fragancia mezclada con alcohol. Cuando se dio cuenta de lo que estaba pasando abrió los ojos bruscamente y intentó separarle.

·         ¿Estás bebido..? – preguntó preocupada, al fin y al cabo no dejaba de ser una noona y como buena noona se preocupaba por sus amigos.
·         ¿Hmm? – murmuró mientras la apretaba más contra él hundiendo su cara en su cuello – hueles bien…

En ese momento la puerta tras él se abrió y los ojos de Si Young se abrieron como platos. Frente a ella estaba su hermana y Choi Siwon, con los ojos igual de abiertos que ella, algo sorprendidos por la escena. Si Young sacó fuerzas de donde pudo y le empujó intentando excusarse.

-  Ji Nah… esto.. no… no.. no es lo que parece!!




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez muero mas con tu fics! x.x Por qué te demoras tanto en actualizar?!! :c Sufro!!!.. Ahora esperare paciente el siguiente capítulo... Gracias por el fics c: <3

S@R!!!!T@........♥ dijo...

Aix de verdad me sabe mal T____T estoy super liada con La uni, intentare actualizarlo lo mas rapido possible gracias por seguir leyendo <3

Todos los escritos aquí compartidos son propiedad y responsabilidad de sus autores, estamos aquí para compartidos con tod@s, respeta las ideas de los demás y si quieres usarlos pídeles permiso a sus autores ^^